"Es el momento de aumentar las oportunidades y gestionar los riesgos."
 

Los bajos tipos de interés exigen un cambio de planteamiento

Tipos de interés próximos al cero: algo que posiblemente no cambiará en Europa hasta dentro de bastante tiempo. En consecuencia, los inversores que apuestan a largo plazo se encuentran bajo presión. Y es que tienen que ahorrar mucho más ahora o apretarse el cinturón después. Al menos si han elegido inversiones seguras, que rinden un bajo interés.

Solo un sentido: el descendente


Observa cómo han evolucionado en los pasados años los intereses que ofrecen inversiones seguras en España.

› Más




 

Buscar rendimientos allí donde hay oportunidades

Antes las inversiones seguras proporcionaban sólidos intereses. Hoy día, con la cuenta corriente de ahorro, los depósitos a plazo fijo o los títulos de renta fija seguros no se llega muy lejos. Actualmente solo se pueden conseguir mayores rendimientos si se estas dispuesto también a asumir mayores riesgos.
 

Poco es simplemente demasiado poco


Comprueba con nuestra calculadora de intereses cómo unas pequeñas diferencias
en el rendimiento producen después un gran efecto.
 

› Más




Planifica de forma realista, con menos renta disponible

Los bajos intereses significan que tu dinero produce menos rendimiento. Con tipos de interés de dos dígitos, en la década de los 90 aún percibías, como inversor, unos ingresos extra respetables. Actualmente los intereses rondan el cero y, en consecuencia, se desvanece también ese dinero adicional, con el que ya no puedes contar.

Tipos de interés bajos y sus consecuencias


Con los ínfimos tipos de interés actuales ya no puedes gastar demasiado.
 

› Más




 

"Los productos garantizados no ofrecen rentabilidades atractivas."

Invertir conlleva riesgos. El valor de las inversiones y sus ingresos puede variar tanto al alza como a la baja, y los inversores pueden no recuperar la cantidad total inicialmente invertida. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de resultados futuros.